Luis Sempere: “Este equipo puede llegar alto”

Luis Sempere: “Este equipo puede llegar alto”

Luis Sempere es uno de los porteros del filial del Hércules CF. Aunque comenzó la Liga como suplente, poco a poco ha sabido hacerse un hueco en el once inicial. Tanto es así que desde hace dos semanas también entrena con el primer equipo. Luis llegó a la entidad blanquiazul, esta temporada, procedente del Huracán Valencia. El año pasado, con tan solo 18 años, ya pudo disfrutar de la experiencia de entrenar en Segunda B con Enrique Basauri, como entrenador de porteros. También fue convocado con el primer equipo del Huracán Valencia durante once jornadas. En estos últimos días hemos podido hablar con el guardameta blanquiazul sobre el Hércules B y su llegada al primer equipo.

¿Has querido ser portero desde pequeño?

Sí. Siempre. No recuerdo como, pero con cuatro años ya decidí ponerme bajo los palos. Llevaba los guantes puestos desde que salía de mi casa cuando iba a entrenar. Así que sí, desde muy pequeño.

¿Crees que a los porteros se les trata de distinta forma que al resto de jugadores?

Sí. Es muy distinto. El jugador de campo tiene un perfil más polifacético. En cambio, el portero tiene un puesto más específico y tiene como objetivo ser la última posibilidad del equipo para salvar el gol. Y, por supuesto, la mayor diferencia es la responsabilidad del puesto, que le exige lo máximo para todas las situaciones comprometidas del partido.

¿Os sentís más juzgados, sobre el terreno de juego, por el hecho de ser guardametas?

No, personalmente pienso que todos los jugadores son juzgados. Aunque en el caso de los porteros y de los delanteros más. Es lógico, ya que son los que determinan un partido y sus errores pueden restar o sumar puntos.

Has pasado por distintos equipos como Kelme, Elche o Alicante, ¿cuáles han sido tus peores y mejores momentos como jugador?

Mi mejor etapa, sin duda, fue el año pasado en Huracán Valencia donde hicimos una gran temporada en juveniles y tuve la oportunidad de estar once veces en el banquillo del primer equipo y trabajar día a día con muy buenos profesionales. Y también, mi etapa en el Alicante donde me forme durante seis años y fue la base de lo que soy ahora. Uno de mis peores momentos fue el descenso de Liga Nacional con el Villajoyosa.  Un descenso en el último partido de Liga es bastante duro.

Tras tu paso por Huracán Valencia, esta temporada aterrizas en el filial del Hércules CF, ¿cuáles han sido tus sensaciones como nuevo jugador blanquiazul?

Genial. Tenemos un grupo magnífico entre todos los jugadores y cuerpo técnico. No comencé la pretemporada con el equipo inicial, sino que fui de las últimas incorporaciones. Poco a poco he ido integrándome en el equipo y todo muy bien. Somos un equipo y me siento muy contento de estar con todos ellos.

Llevabais una mala racha de resultados en casa y, por fin, este domingo habéis ganado a domicilio, ¿hasta dónde puede llegar este equipo?

Desde el primer partido de Liga tenemos buenas sensaciones y estamos jugando muy bien. Por cuestión de jugadas puntuales no hemos tenido mucha fortuna, mucho acierto, lo cual hace que hayamos perdido puntos. El trabajo que estamos realizando es el correcto, solo tenemos que seguir por este camino, con confianza y trabajar duro para que la recompensa llegue de tres en tres. Este equipo puede llegar alto porque vale para ello y trabaja para ello.

Primero Villajoyosa y después Campello serán vuestros próximos rivales, ¿seis puntos vitales para empezar a mirar hacia arriba?

Sí. Lo primero era coger esa racha ganadora de dos partidos y ahora, por supuesto, a aumentarla. Aún así hay que ser conscientes de que el rival y el campo de esta semana es muy difícil y vamos a intentar sacar lo máximo de allí. Luego ya pensaremos en el Campello y en ver en qué puesto vamos. Lo fundamental es este partido e intentar seguir sumando de tres en tres.

Desde hace unas semanas entrenas con el primer equipo, ¿qué tal está siendo la experiencia?

Como es lógico, estoy muy contento de trabajar con ellos y seguir aprendiendo. Estoy aprovechando la oportunidad de entrenar a ese nivel y disfrutar de la experiencia.

¿Cómo te encuentras trabajando junto a Chema e Iván?

Muy a gusto con ellos y con Balaguer. Siempre tratan de ayudarme a mejorar técnicamente, corregir errores o cualquier duda que tengo para así poder seguir mejorando.

Si pudieras volver atrás en el tiempo, ¿volverías a elegir ser portero?

Sí, sin duda. Estoy haciendo lo que más me gusta y soy muy feliz así.